Heridas inolvidables

Tras cuatro años de lucha constante por aclarar los hechos de un trágico viernes en una guardería en el estado de Sonora, parece que las autoridades trabajaran en el “limbo” en su investigación y aún no encuentran o quieren encontrar a los culpables de tan sonada tragedia.

Padres destrozados por la pérdida de sus hijos piden justicia en nombre de las pequeñas víctimas  que por razones de inseguridad y desconocimiento tuvieron que enfrentar los estragos del fuego y algunos más aún tienen la herida plasmada en alguna parte de su cuerpo en donde quedó la huella del horror.

Sin embargo así han sorprendido y han ido aprendiendo a sobrevivir y ver pasar parte de su infancia en clínicas de recuperación psicológica o de reconstrucción corporal hasta donde se pueda ya que algunos tienen que esperar a tener 18 años o más para poder someterse a una reconstrucción facial o tener una prótesis.

Ante este desgarrador panorama ni los cambios de gobierno, ni las autoridades que se encargan de enjuiciar han podido hacer algo para que se conozcan las verdaderas causas del suceso y si bien no hay mayores indicios del hecho que lo den a conocer y no hagan sufrir más a las personas que tienen la esperanza de que aun existe la justicia en este México en el que vivimos.

Un caso más de “limbo” en la justicia mexicana, se suma a esta nube de inconsistencias y el más reciente es el de 12 jóvenes que desaparecieron y de los cuales no se tiene aún una línea de investigación clara.

Versiones muchas, acciones pocas  sin embargo la sociedad del Distrito Federal especula y está a la espera en una pronta resolución del caso cualquiera que éste sea; debido a que en algunos sectores de la sociedad crece la duda sobre la presencia de cárteles inmiscuidos ya en la gran ciudad y que buscan apoderarse de una zona comercial y de gran tradición que es el barrio de “Tepito” al que “pertenecen” los desaparecidos.

Así es como en una perspectiva muy diferente hoy Mosaico Revista retoma temas que dejan plasmada una huella ante la impunidad persistente en las autoridades y hace un llamado a sus lectores a la reflexión.

Anuncios